lunes, 10 de diciembre de 2018

Belén Nespresso 2018

Hace ahora 5 años estuve de baja unas navidades por una rotura fibrilar. Demasiado tiempo libre buceando por internet y encontrando miles de cosas que, entonces sí, podía hacer. Y así, en esas horas conectada caí en el blog de "las manualidades de Amelia" y encontré un nacimiento hecho con cápsulas Nespresso que me dejaron enamoradita. ¿La idea?, tener un belén de quita y pon para llevar y traer en una caja de zapatos. No pesaba, dejaría que mi hijo lo moviera como quisiera, pocas piezas... ideal para lo que yo quería. Si queréis ver las primeras piezas y el enlace al blog de donde saqué la idea pulsad aquí:


Pues 5 años después el belén va creciendo, y las escenas,  y las construcciones, y los animales. Quizás no crece tanto como yo creo porque la mesa de 2 metros de ancha que he puesto este año se ha quedado sobredimensionada y me va a obligar a sacar tiempo de donde haga falta para hacer algunas cosillas más y rellenar huecos.



El caso es que cada año mi hijo me pide cosas nuevas para su belén, y yo suelo aprovechar el puente de diciembre para hacer lo que me da tiempo de entre todas sus peticiones (que tiene boca de fraile... lo que pide el niño). Que si camellos para los Reyes Magos que los pobres van andando...O un pescador para el río... pero con peces en una cesta.


¿Y un puente?. Es que los Reyes no pueden cruzar el río para llegar al portal.


Claro, que si no hay portal queda raro, ¿no?. Y hay que hacer unas ovejitas con un pastor que de eso hay en todos los belenes.
Y carpintería, y panadería... Sus deseos son órdenes.



Y una fuente con pajaritos (que no falten los pajaritos)


Y cada año pide más y más. Este año (entre todas las peticiones) le he hecho un molino de piedra, un molino de viento y la hoguera.





Y si os fijáis tenemos pollitos, vacas, algunas figuras, palmeras.. pero falta mucho. Lo más urgente según mi hijo sería por orden: el carro con bueyes, la frutería y dos señoras mayores sentadas en la silla que están de charla (según él, como las que ve en el pueblo que salen a las puertas en el verano).

Vamos, que me da que aunque haya recogido ya todos los trastos del belén (bolas de corcho, gomaeva, etc) me va a tocar sacarlas antes de que acabe la navidad de este año.

Por si a alguien le gusta la idea y quiere copiarla os pongo fotos de algunas escenas sin montar en el belén.










martes, 4 de diciembre de 2018

Tarta pompones (Pantera Rosa)- Bizcocho adaptado del Blog de Megasilvita



He comprobado que la pasión por algo te puede llegar a cualquier edad. Quién me iba a decir a mí cuando lanzaba los bizcochos a la basura (porque no salían de ninguna de las maneras) que acabaría pasando tantas y tantas horas entre moldes, cortadores, harinas y demás. Tengo el móvil quemado de Youtube, Pinterest, Instagram y todo aquello que me muestre tartas, tutoriales, fotografías, trucos... Me río yo del Diazepan porque no hay nada que relaje más que ver cómo esos maestros pasteleros alisan las coberturas, como presionan la manga para las decoraciones, como hacen esas obras de arte que me dejan ojiplática.
Y el problema llega cuando veo un modelo que tengo que hacer sí o sí, cuando sé a qué persona de mi entorno le va como anillo al dedo, cuando me genera ansiedad esperar hasta su cumpleaños para hacérselo. Y mientras, busco la receta perfecta para esa preciosísima  tarta de pompones que vi buceando por Instagram. Esos pompones con colores pasteles que le iban que ni pintados a la tarta de sabor pantera rosa que encontré en el blog de Megasilvita.

Y el día llegó (por fin), y pude hacer esa tarta que tenía en mis sueños. El sabor, espectacular, suave, con ese toque de naranja y vainilla que caracteriza a los pastelitos de muchas de nuestras infancias. El bizcocho suave, esponjoso, húmedo, ligero… Una mezcla de sabores que se deshace en el paladar. Voy cambiando de tartas favoritas según las voy probando, pero esta se ha posicionado en primera posición (de momento).

Vamos con la receta. Está adaptada a Thermomix pero puede hacerse igualmente con varillas. 

INGREDIENTES

BIZCOCHO (Para un bizcocho de 21 cm o dos de 18 cm)
  • 6 huevos
  • 150 g azúcar
  • 150 g harina
  • Ralladura de una naranja
  • 8 cucharadas de zumo de naranja exprimido
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • ½ sobre de levadura tipo Royal (8 gramos)

  ALMÍBAR DE NARANJA:

  • 100 g azúcar
  • 100 g agua
  • 25 g. zumo de naranja
RELLENO (Frosting de nata)
  • 250 g. de azúcar glass
  • 250 g. de queso Philadelphia
  • 500 g. nata para montar muy fría (yo uso la Asturiana)
  • 1 sobre de estabilizante de nata (NATAFIX). Si no se tiene se puede hacer sin él.


COBERTURA (Buttercream de chocolate blanco):
  • 250 g. mantequilla a temperatura ambiente (textura ideal cuando se pueda clavar un  cuchillo sin presionar)
  • 250 g. azúcar glass (comprada, no vale la hecha en thermomix puesto que se notarían los grumos) TAMIZADA
  • 250 g. chocolate blanco cobertura
  • Colorante rojo
  • 4 cucharadas soperas de leche


GOTEO DE CHOCOLATE BLANCO :
  • 50 g. nata para montar
  • 85 g. chocolate blanco de cobertura
  • Blanqueador de Wilton (si no se le añade el color será vainilla)


POMPONES :
  • Buttercream de chocolate blanco de la cobertura coloreada con 3 tonos pasteles.
  • Magdalenas, sobaos o restos de bizcocho.
  • Boquilla 233 de Wilton y manga pastelera.


Como veis es una tarta que lleva varias preparaciones así que yo me organizo del siguiente modo.

  • Una semana antes hago el almíbar y los bizcochos. Envuelvo en film y congelo
  • Cuatro días antes hago el buttercream de la cobertura.
  • El día anterior hago los pompones.
  • El día del montaje preparo el relleno (el frosting de nata), el goteo y  decoro.

ELABORACIÓN

ALMÍBAR DE NARANJA:
Calentar en un cazo 100 g. de azúcar con 100 g. de agua y dejar hervir durante 15 minutos. Retirar del fuego y añadir el zumo de la naranja. Remover y dejar enfriar.
BIZCOCHO (elaboración Thermomix):
1.  Precalentar el horno 180 grados

2.  Separar las claras de las yemas de los 6 huevos. Colocar la mariposa y echar las claras con una pizca de sal. Programar 7 minutos – velocidad 3,5 sin cubilete. Cuando lleven 4 minutos de batido ir echando el azúcar por al bocal en forma de lluvia mientras sigue batiendo la thermomix. Quedará como merengue. RESERVAR EN UN BOL GRANDE.


3.  Sin lavar el vaso y con la mariposa. Añadir las 6 yemas, la ralladura de naranja, las 8 cucharadas de zumo de naranja y la cucharada de extracto de vainilla. PROGRAMAR 4 MINUTOS-VELOCIDAD 3,5


4.  Añadir esta mezcla al bol donde tenemos las claras montadas y mezclar con movimientos envolventes con la espátula con cuidado hasta que esté perfectamente integrado.


5.  Tamizar los 150g de harina con el medio sobre de levadura e ir añadiéndola al bol mientras seguimos mezclando con movimientos envolventes hasta que nos quede una masa uniforme.


6.  Verter en un molde desmontable engrasado y con papel de hornear en la base (si se hace en molde de 21 cm). Si se hace en molde de 18 cm habrá que dividir esta masa en dos.


7.  Hornear 30-35 minutos aproximadamente. Este bizcocho es tan jugoso que no vale comprobar si se introduce el palito para ver si está hecho. La manera de saberlo es presionar ligeramente con el dedo en el centro del bizcocho y si vuelve a la posición inicial ya está horneado.


Dejar enfriar por completo antes de desmoldar. Pasar una espátula con cuidado para desprender las paredes del bizcocho del molde. Cortar en 3 si se ha hecho la opción de 21 cm o cada bizcocho de 18 cm en dos. (Tendremos 3 capas en caso de 21 cm y 4 capas en caso de 18 cm). Para facilitar el corte podemos semicongelar el bizcocho para que no se desmigue o aplaste en este paso.

Mojar bien cada parte de bizcocho con el almíbar de naranja. Ahora podemos envolver cada bizcocho en papel film y congelar hasta el día que montemos la tarta.

FROSTING DE NATA(Varillas)

1.  Echar en un bol los 250 g de azúcar glass y los 250 g. de queso Philadelphia y batir con varillas hasta que esté todo integrado.
2.  Añadir la nata MUY FRÍA y el sobre de Natafix y batir hasta que se monte con cuidado de no pasarse.

BUTTERCREAM DE CHOCOLATE BLANCO (Thermomix):
1.  Echar en la thermomix los 250 g de mantequilla a temperatura ambiente junto con las 4 cucharadas soperas de leche. Batir 2 minutos- VELOCIDAD 3.
2.  Bajar los restos de las paredes, añadir los 250 g de azúcar glass tamizada y mezclar 1 MINUTO-VELOCIDAD 3. Si no está blanqueada la mantequilla o integrado todo el azúcar se puede batir algún minuto más sin pasarse. Dependerá de la mantequilla, y del tiempo que haga (con frío se necesita más tiempo)
3.  Deshacer los 250 g de chocolate blanco troceado en un bol en el microondas a golpes de 30 segundos y removiendo entre cada tanda para que no se queme.
4.  Añadir el chocolate al vaso y mezclar 1 MINUTO –VELOCIDAD 3
5.  Apartar buttercream para los pompones y en el resto echar un poco de colorante rojo (muy poco que queremos conseguir el color de los bizchochos de pantera rosa, mejor quedarse corto y añadir después). Mezclar 1 MINUTO-VELOCIDAD 3.
Si se va a usar en el momento puede que haya que enfriarlo un poco para extenderlo en la tarta. La textura tiene que ser untable, ni líquida ni muy sólida. Si se guarda en el frigo hasta el día del montaje habrá que sacar un par de horas antes del frigorífico y remover con un tenedor hasta que tenga esa textura untable.
GOTEO DE CHOCOLATE BLANCO :
1.   Calentar 50 g de nata para montar en el microondas en un bol.
2.   Añadir 85 g. de chocolate blanco de cobertura troceado y remover hasta que se integre con la nata. Si no se deshace bien meter unos segundos en el microondas y volver a remover.
3.   Si tenemos blanqueador de Wilton echarle un chorrito para que el color sea blanco y no amarillo transparente que es el color del chocolate.


MONTAJE DE LA TARTA
Yo suelo montar las tartas con los bizcochos congelados puesto que me permite extender mejor las coberturas y que no se desmoronen si son más altas. Cuando horneo los bizcochos los dejo enfriar. Los corto (si se desmigan mucho o son demasiado blandos semicongelo antes de este paso), les echo el almíbar, envuelvo en film y congelo.
Colocar en un plato giratorio una base de cartón del diámetro del bizcocho (uso los platos dorados del Mercadona y recorto los bordes dejando sólo el círculo central). Echar un poco de buttercream en el cartón y colocar el primer bizcocho congelado.
Añadir una capa de un dedo de grosor aproximadamente del relleno (Frosting de nata). Colocar una segunda capa de bizcocho y añadir otra capa de relleno. Colocar la capa final de bizcocho (si son 4 repetir operación)

Con una paleta o cuchillo plano ir rellenando con nata los huecos que hayan podido quedar entre los bizcochos. Alisar un poco.

Dar una primera capa de buttercream tapamigas. Esta capa no importa que esté perfectamente lisa. Su función es igualar la superficie de los bizcochos y hacer de base para la capa final.
Meter en el frigo una media hora.
Sacar del frigorífico y la primera capa ya estará algo más sólida lo que permite extender mejor la segunda capa de Buttercream. Esta capa sí deberá alisarse lo mejor posible y tendrá que cubrir perfectamente los bizcochos. Meteremos en el frigo mientras hacemos el goteo de chocolate blanco. 

Hacer el goteo de chocolate blanco y echarlo sobre la tarta (primero se hacen las gotas ayudándose de una cuchara y luego se rellena el centro)




Realizar los pompones de la siguiente manera. Desmigar magdalenas, sobaos o cualquier resto de bizcocho que tengamos. Ligar las migas con frosting, o nutella, o nocilla y hacer bolas con las manos. Colocar un palillo en cada pompón y meter en el congelador (yo tengo un molde de popcakes que uso para eso, si no se tiene se pueden colocar sobre cubiteras redondas o en un tupper.

Colorear buttercream en tres tonos pasteles. Echar el buttercream en un trozo de film y envolver como si fuera un caramelo. Cortar un extremo y meter en una manga con la boquilla 233 de Wilton (la que hace césped). Cubrir con buttercream las bolas congeladas y meter en el frigo para que coja cuerpo la cobertura.



 Colocar sobre la tarta y ya tenemos nuestra tarta pantera Rosa de pompones.




¡Hasta la próxima!

sábado, 26 de mayo de 2018

Galletas niño de comunión (tutorial decoración)

Uff, más de un año sin pasar por aquí. La verdad es que el último año ha sido complicadillo a nivel personal y, aunque actualizo algo más las redes sociales (Instagram y Facebook), lo cierto es que tengo abandonadillo el Blog y las manualidades.

Últimamente me ha dado por la repostería. Era un campo que no me llamaba la atención por mi manifiesta inutilidad con los bizcochos. O no subían, o se quemaban, o las galletas salían duras, o sin sabor, o las rosquillas no había quien se las comiera... Cada vez que intentaba algo iba a la basura. Al comprarme la Thermomix me fui animando a probar a hacer cosas. No es que la máquina sea la panacea y de repente toda la repostería saliese de lujo pero me hizo investigar y buscar y leer y revisar páginas, vídeos, foros y grupos. Así que más o menos ahora me voy haciendo con ella y la creatividad y la necesidad de hacer cosas con mis manos las empleo en decoraciones de tartas o galletas.


La entrada de hoy es un tutorial para decorar unas galletas de mantequilla con forma de niño de comunión. El tutorial de la realización de las galletas ya lo pondré, aquí me centraré sólo en la decoración para sacar estos niños rubios vestidos de marinero.

Las galletas se hicieron con el cortador que aparece en la siguiente fotografía pero no es un cortador tipo puzzle por lo que cada pieza habrá que realizarla buscándonos un poco la vida. Lo primero que recortamos es la cara.
Alisamos fondant color carne y buscamos un cortador redondo que encaje en tamaño con la cara del molde. Yo no tenía ninguno de ese tamaño y he usado una boquilla rusa.






Para el pelo alisamos el fondant del color que queramos (este niño es rubio) y usando el cortador de muñeco recortamos un trozo que llegue casi hasta el cuello.


 Ahora necesitamos hacerle el flequillo y buscando entre mis moldes vi este de caramelo que me podía valer.


Vamos con la chaqueta. Sobre fondant azul oscuro recortamos con el molde del muñeco.



Con una cuchilla cortamos el sobrante superior e inferior.


Y con el mismo cortador redondo de la cara recortamos el cuello para que encaje


El pantalón sobre fondant blanco usando también el molde del muñeco.


Recortamos con una cuchilla en sobrante dejando sólo un rectángulo


Para el adorno del cuello he usado un cortador de rombo. Si no se tiene hacerlo con la cuchilla.


Y para los zapatos un círculo partido por la mitad.



Ya tenemos todas las piezas recortadas y ahora sólo hay que pegarlas.

Con un pincel y muy poquita agua pegamos las piezas en el siguiente orden:
Chaqueta, cara, pelo, pantalón y zapatos.


Pegamos la chaqueta



 La cabeza


El pelo, pantalón y zapatos

Con un cuchillo hacemos las marcas de la chaqueta, mangas y pantalón.


Partimos el rombo por la mitad con el cortador de la cara.  La parte más grande partida por la mitad con cuchilla la usamos para el pañuelo superior. Y el triángulo pequeño para el trozo que queda debajo del supuesto nudo.
 


 Unos churritos de color azul para el detalle del cuello y uno blanco para el detalle del bajo de la chaqueta (no hice fotos del final)

La boca se hace con el punzón adecuado para ello., los ojos con un rotulador comestible y los coloretes con un pincel y colorante en gel comestible.


Y ya tenemos nuestros muñecos acabados.



Metemos las galletas en bolsas de celofán con la tarjetita.


Y los presentamos como más nos guste. En este caso va en una cestita a juego.


Y con esto me despido hasta la próxima.

Que seáis felices!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...