martes, 24 de marzo de 2020

Tuneo de armario IVAR de Ikea en período de confinamiento

Con la situación que estamos viviendo es bastante complicado sacar cosas positivas. Las noticias que nos bombardean, los grupos de whatsapp envían a mansalva noticias y bulos a partes iguales... demasiada información que procesar con demasiadas noticias poco alentadoras.
En mi caso, y para mantener la mente sana, tomé la determinación desde el primer día de mantener horarios y rutinas que eviten caer en la desidia, en la amargura o en la tristeza. No es fácil, pero tener la mente ocupada ayuda y mucho.

Soy de las que siempre digo que me harían falta mil vidas para hacer todo lo que quiero. Ahora que las circunstancias nos han hecho parar, no voy a dejar pasar esas horas regaladas tirada en el sofá o ayudando a que mis pensamientos se vayan por el camino más fácil en estos momentos. Así que, gracias a mi síndrome de Diógenes, tengo en casa bastante material para ir avanzando esos proyectos pendientes que nunca acababa por falta de tiempo.

El primero ha sido este armario IVAR de Ikea que compré con la intención de tunearlo y estaba esperando su momento. Aquí está el resultado final y a continuación pongo el proceso paso a paso.


Partimos de un armario IVAR de Ikea que podéis conseguir en este enlace:


Se monta el armario excepto las puertas y se colocan unas patas de madera sin tratar para darle altura.


Quería un color verde mint que conseguí mezclando tres pinturas de tiza. Azul y verde de las que venden a veces en Lidl (son fantásticas y cubren perfecto), y un color Mint de Bruguer.


Con esa mezcla se pinta el armario y las puertas solo por la parte exterior (llevan tres capas). Al montar las puertas ví que en este modelo queda una abertura de 1,5 cm aproximadamente entre las puertas y, como veis en la foto, se ven las baldas interiores. Posteriormente pinté esos bordes.



Quería darle algo de gracia y, como por razones obvias no se puede salir a comprar nada, eché mano de lo que tenía por la buhardilla. Una mesa de ordenador de pino en color miel que desmonté en su momento y guardé la parte superior para un "porsiacaso". La corté a 80x32 y lijé hasta sacar el color natural de la madera.



Compré hace un tiempo un adorno en madera con la idea de usarlo de decoración en alguno de los muebles que estoy tuneando. Me ha venido perfecto para hacer unos tiradores en este armario.


Se corta por la mitad con la sierra y se usan un par de trozos de madera con la intención de pegarlos en la parte de atrás y, de este modo, separarlos de las puertas.


Con la misma pintura del armario unificamos  el color de los tiradores. Y con pintura dorada se le dan unos toques.


 Como pesan poco pueden pegarse con cola blanca.


Y ya sólo queda colocar la madera que teníamos cortada y lijada en la parte superior del armario. Estoy contenta con el cambio porque quedó como me lo había imaginado.


Hasta la próxima, que será pronto porque tenemos mínimo dos semanas más para seguir haciendo esas cosas para las que nunca teníamos tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...