martes, 18 de febrero de 2014

Una morena y otra rubia

El primer malma infantil que hice hace ya casi cuatro años fue para Laura. En aquel momento el espejo me encantó pero ahora varios años después me parece horrible. Para limpiar mi conciencia he preparado otro cuadrito para ella y así puede deshacerse del primero. La princesa pintada es rubia al igual que la niña.




Y a la vez que el malma de Laura he pintado uno para Paula. Otra princesita pero en esta ocasión morena.



Los dos juntitos que ya están entregados.

6 comentarios:

  1. No me canso de decirlo, tus pinturas para las peques me encantan.Esos vestidos y las caritas de las niñas??? es que me parece dificilisimo de pintar...Besos

    ResponderEliminar
  2. No creemos que sea para tanto y menos aún que Laura se deshaga del primer Malma! Como dice Mª Ángeles dibujas a las niñas tan bonitas y dulces,haces unos trabajos de ilustración fantásticos Raquel! Seguro que Laura y Paula quedan embobadas mirando sus espejos!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creedme si digo que ese espejo donde mejor estaría es guardado en el fondo de un cajón :P. Gracias por vuestras palabras.

      Besos, Raquel.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...